Las universidades, centros de investigación y parques científicos agrupados al CSUC compran energía de origen 100% renovable

27-02-2018

La última compra de energía realizada por el grupo de compra del CSUC no sólo ha incidido en conseguir un precio beneficioso para sus integrantes, sino también hacer una compra responsable exigiendo al adjudicatario una reserva de energía de origen renovable para los suministros del grupo. El resultado de esta licitación ha sido la obtención de un 100% de energía renovable tanto en alta como en baja tensión para las universidades, centros de investigación y parques científicos participantes en el grupo de compra.

La electricidad con garantía de origen debe provenir de fuentes de energía renovables, es decir, de energía eólica, solar, aerotérmica, geotérmica, hidrotérmica y oceánica, hidráulica, biomasa, gases de vertedero, gases de plantas de depuración y biogás.

En una primera fase (acuerdo marco), se han seleccionado ocho empresas que pudieran ofrecer, como mínimo, un 50% de energía de origen renovable y, en la segunda fase (contratos derivados), cada empresa seleccionada ha ofrecido un porcentaje de energía de origen renovable y un precio, la combinación de los cuales, juntamente con la puntuación por el servicio e información obtenida en la primera fase, ha dado lugar al adjudicatario final.

El grupo de compra ha realizado un estudio previo de dos opciones que, con el objetivo de obtener el máximo de energía de origen renovable, lograra también la máxima concurrencia y diera garantías desde el punto de vista jurídico para evitar los problemas que otros organismos públicos han tenido por este motivo.

Así, el grupo de compra de energía del CSUC, con la ayuda del departamento de Territorio y Sostenibilidad y de la empresa Ecoinstitut, ha estudiado dos opciones:

  1. Exigir que la empresa tenga un porcentaje de energía de origen renovable determinado en su conjunto. De esta forma, el riesgo de poca concurrencia en un concurso público de estas dimensiones habría sido alto.
  2. Exigir una reserva de energía de origen renovable para los suministros del grupo (CUPS). Así, se incide en la demanda, ya que se obliga al adjudicatario a reservar y acreditar que los puntos de suministro de las instituciones que conforman el grupo de compra del CSUC son destinatarios de energía de origen renovable. Si todos hicieran ésto, el 100% de su energía habría de ser de origen renovable.

Esta segunda opción ha sido la escogida, ya que no restringe la concurrencia.

Otro aspecto importante a tener en cuenta ha sido el incremento en la demanda de energía de origen renovable que año tras año se produce. Para evitar fijar un porcentaje muy conservador que permita tener concurrencia durante toda la duración del acuerdo marco (prorrogable 4 años) se ha optado por establecer un mínimo del 50% en el acuerdo marco y actualizar anualmente el objetivo según el máximo a conseguir cada año. De esta forma, y después de comprobar que la oferta lo permitía, se ha conseguido llegar a un 100% de energía renovable para el 2018, tanto en el Lote 1, correspondiente a alta tensión, como en el Lote 2, referente a la baja tensión. La concurrencia ha sido de cuatro empresas en el Lote 1 y de nueve en el Lote 2.

Para acreditar la energía renovable, las empresas adjudicatarias (Endesa Energía para el Lote 1 y Aura Energía para el Lote 2) deben presentar el listado de puntos de suministro con el consumo total redimido con garantía de origen renovable identificando para cada punto el año, el tipo de energía y el valor del consumo total redimido por el período, juntamente con una declaración responsable del adjudicatario. El CSUC podrá acceder al web de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para comprobar la validez d'estos datos.